• DIRECTRICES DE ASISTENCIA, SALUD Y SEGURIDAD


    SALUD Y SEGURIDAD:

    Estar de buena salud es fundamental para el aprendizaje. El Distrito Escolar de Thompson está dedicado a la salud y la seguridad de todos los estudiantes. El personal de las oficinas de salud en las escuelas incluye asistentes de salud altamente calificados que son supervisados por enfermeras escolares. Las enfermeras escolares tienen horarios fijos en múltiples escuelas del distrito y colaboran con padres y proveedores de atención médica para diseñar e implementar los servicios sanitarios que todos los estudiantes reciben.

    Los servicios sanitarios escolares se diseñan para suplementar, pero no reemplazar, la supervisión anual de atención médica que su estudiante recibe de su proveedor principal de atención médica. Por lo tanto, el distrito pide que los estudiantes que entren al kindergarten y el 4o, 7o y 10o grado realicen un examen físico. El formulario de examen físico se encuentra en su escuela, en el sitio web del Distrito Escolar de Thompson (bajo el Departamento de Servicios Sanitarios) y en la mayoría de los consultorios médicos locales. El médico principal de la familia del estudiante debe llevar a cabo el examen y el costo del examen es la responsabilidad de la familia.

    PROCEDIMIENTOS PARA PRUEBAS DE SALUD:

    De acuerdo con las directrices estatales, los estudiantes reciben pruebas de oído y visión en niveles de grado establecidos (K, 1, 2, 3, 5, 7 y 9) y también por referencia de los maestros. Los padres/tutores de los estudiantes que no pasan las pruebas reciben una derivación médica. Al realizar una derivación médica, es necesario que la enfermera escolar consiga una respuesta del padre/madre/tutor o el médico. Los padres pueden optar por no participar en las pruebas de oído y visión a través de comunicarse con la oficina de salud de la escuela de su estudiante. Otras pruebas que se realizan según sean necesarias incluyen presión sanguínea, altura y peso y enfermedades/condiciones contagiosas.

    ADMINISTRACIÓN DE MEDICAMENTOS EN LA ESCUELA:

    Cuando sea posible, los medicamentos se deben administrar en casa. Se recomienda que los padres hablen con el proveedor de atención médica de su estudiante para establecer un horario de administración de medicamentos fuera del horario escolar. Se requiere autorización escrita de los padres y del médico para poder administrar medicamentos en las escuelas. Algunos medicamentos sin receta sólo requieren permiso escrito de parte de los padres (comuníquese con su escuela para más detalles). Cita: Política del distrito JLCD.

    Sólo se debe mandar a la escuela la cantidad necesaria para administrar el medicamento por la duración de una enfermedad. Los medicamentos se guardan en las oficinas de salud de las escuelas y el personal escolar los administra. Todo medicamento se debe mandar en el envase original con la etiqueta del médico/la farmacia que incluye el nombre del medicamento, la dosis, la hora de administración y el nombre del médico y del estudiante.

    EXCLUSIÓN DE LA ESCUELA:

    De acuerdo con las directrices estatales, los estudiantes deben ser excluidos de sus escuelas si demuestran una fiebre de más de 101 grados Fahrenheit con síntomas de enfermedad, vómitos, diarrea o una enfermedad/condición contagiosa conocida o desconocida. Vea las condiciones de exclusión para más detalles.

    Después de una ausencia, el estudiante debe llevar una nota escrita a la escuela (a menos que su padre/madre/tutor avisó la escuela por teléfono anteriormente) para explicar la razón por su ausencia. En el caso de una ausencia por una enfermedad/condición contagiosa, se recomienda que los padres confirmen el regreso de su estudiante con la enfermera escolar antes de que él/ella vuelva a la escuela. Las preguntas más frecuentes con respecto a volver a la escuela se tratan de varicela, amigdalitis/faringitis, gripa y tos ferina. Un estudiante con varicela puede volver a la escuela cuando todas las ampollas se hayan secado y su temperatura haya bajado al nivel normal por 24 horas; para amigdalitis/faringitis, el estudiante no debe volver a la escuela hasta que haya tomado antibióticos al menos 24 horas; para la gripa, el estudiante puede volver cuando se sienta capaz de asistir a su(s) clase(s) todo el día y su temperatura haya bajado al nivel normal por 24 horas sin tener que tomar medicamentos para reducir la fiebre; para la tos ferina, el estudiante debe quedarse en casa hasta que haya tomado el antibiótico recetado por 5 días.

    NECESIDADES SANITARIAS ESPECIALES:

    Si su estudiante tiene necesidades sanitarias especiales, requiere medicamentos o tratamientos médicos durante el día escolar, requiere cambios en el currículo regular o monitoreo frecuente o tiene una preocupación sanitaria crónica, por favor comuníquese con la enfermera escolar para que podamos preparar para su ingreso en la escuela. Algunas situaciones requieren el desarrollo de un plan de atención médica y capacitación de personal para ayudar a su estudiante antes de su primer día de asistencia. Es de alta importancia que los padres avisen a la enfermera escolar de las preocupaciones sanitarias de su estudiante o de cualquier procedimiento que quieren que el personal siga para manejar preocupaciones sanitarias en la escuela o durante actividades asociadas con la escuela.

    Se pide que los padres/tutores actualicen el estado de salud de sus estudiantes cada año, aunque no tengan ninguna preocupación sanitaria, ya que esta información nos ayuda a mantener nuestros registros actualizados.

    Se requiere una nota del médico si un estudiante necesita ser eximido de participar en educación física (PE por sus siglas en inglés) por alguna razón o si tiene limitaciones para actividades físicas de forma continua (por lo general, más de cinco días).

    EMERGENCIAS EN LA ESCUELA:

    Es necesario que la escuela tenga por lo menos un número de teléfono actual de emergencia para comunicarse con los padres o las partes responsables.

    De acuerdo con las directrices estatales, las escuelas sólo pueden proporcionar tratamiento de primeros auxilios en el entorno escolar en casos de emergencia. Las escuelas no están preparadas para proporcionar atención médica avanzada de emergencia. Por consiguiente, si un estudiante necesita atención médica urgente, los servicios médicos locales lo atenderán (el personal de ambulancia) y lo llevarán a un centro local de emergencias si es necesario. En estos casos, el personal de la escuela hará todo lo posible para comunicarse con los padres/tutores del estudiante. Si no es posible comunicarse con su familia, el miembro del personal encargado, la asistente de salud o la enfermera escolar ejercerá juicio razonable para abordar las necesidades sanitarias y de seguridad del estudiante. Si los padres no pueden proporcionarle transporte a su estudiante para recibir atención médica en el momento que sea necesaria o si no pueden recoger a su estudiante de la escuela al ser notificados del caso, es posible que la escuela le pida una ambulancia.

    El personal escolar, según exige la ley, no puede permitir a ningún estudiante menor de 12 años que salga de la escuela sin supervisión y/o ir a su casa si nadie más está allí. Ningún estudiante enfermo será mandado a su casa sin que sus padres/tutores/otra persona responsable sepa (vea las políticas del distrito respecto a cierres de emergencia de escuelas).